martes, marzo 15, 2005

Chile, Chile Chile

Un sábado bastante solitario, en la que me la pasé leyendo algunos blogs de algunos desconocidos, que ahora me son un poco conocidos, por supuesto.

Gerardo tuvo su fiesta de cumpleaños, a la que por supuesto asistí, no sin antes jugar un extraño juego de mesa holandés en casa de Jesús Maiz, quien fue muy hospitalario. Al pobre español no lo quieren mucho en el Instituto (al menos la comunidad latina). Pero bueno, lo dejamos ganar, para que no se sintiera mal. Lo dejamos ganar porque estábamos en su casa. Pero tuve el honor de ser el segundo.

La he pasado bien en casa de Gerardo. Conocí a una pareja muy entretenida. Ella es argentina, de Buenos Aires, él es mexicano, del D.F. y ha estado en Colombia varias veces porque trabaja para el Banco Interamericano de Desarrollo. Tienen una preciosa hija de nueve mese que se llama Manuela, cuyos ojos verdes son lo más tierno que he visto acá, en Charm City. Luego, pintamos huevitos, así como les gusta a los gringos pintar los huevitos de Pascua. Pusimos toda clase de adornos, colores y arabescos en estos huevos blancos que ya deben estar en las barigas de cada artista. Algunos quedaron bonitos, como el que pinté con Claudia, la chilena. Creo ella y yo hemos hecho una buena amistad. Creo que tanto ella como su esposo Felipe me han tomado algo de aprecio (y yo a ellos).

Lo de Chile está decidido. Noticias favorables me han llegado de Bogotá con respecto a lo de la matrícula y lo de la tesis. De manera que dentro de un mes estaré en La Silla, haciendo observaciones profesionales por primera vez en mi vida. Estoy muy curioso acerca de Santiago. Todo esto me ha causado un sentimiento agridulce, pues ir a Chile implica no ir a Colombia, y eso da guayabo, por supuesto. Más guayabo me dio cuando me llamó mi hermano, hoy en la tarde. Me hace falta el muchacho ese.

Andrew me dice que la cocina está libre, hora de ir a cocinar.

3 comentarios:

Mel dijo...

Perdoname Rafito si mi español es peor hoy. Estoy cansada. Me alegro que lo pasaste bien con Jesús, el hombre gracioso. ¿Cuál él pensaría si sabría que lo dejaron ganar? ¡Qué engañoso tú eres! También no has mencionado si los huevitos que pintaste fueron bonitos o mierda.

Sobre Chile, eres JAMMY!!! El más JAMMY en el mundo. Para mucho mucho tiempo he querido ir a La Silla pero todavía tengo que esperar un poquito mas. Ahora puedo vivir a través de ti y tus fotos. ¡Qué buena experiencia será! GUAU!!! GUAAAAAAAAAAAAAAAAAAU
Fui a l'Observatoire de Haute Provence hace dos años y era inolvidable. Espero que tu viaje estará aún mejor. Un abrazo.

Juanita dijo...

Rafita me alegra que hayas tenido una buena conexión con los Chilenos y que hayas desarrollado tus habilidades artísticas en la pintada de los huevitos de pascua. Espero que no se te empiecen a pegar esas costumbres tan ajenas a este pueblo tan agobiado, olvidadizo y doliente.
En fin....
Imagino que debes extrañar a tu hermanito y el resto de todos los tuyos. Pero a veces debemos hacer ciertos sacrificios para obtener posibles ganacias, por ejemplo, ese viaje a Chile ....
Yo estaré extrañando en poco tiempo a mi hermanito, cuando se vaya a Medellín.

Por otra parte me alegro escuchar tu voz, la última vez que la oí fu el 15 de Enero y ya hace un buen tiempo ... Te quiero mucho mi deliciosisimo predilecto, espero tenerte pronto por acá, en la tierrita, con una buena parranda vallenata y por supuesto para departir una buena película contigo.

jenny dijo...

Rafael:
Johanna me dio tu dirección y hasta hoy abrí mi blog para poderte escribir, la verdad es que aun no se como usarlo pero espero mejorar, besos. Jenny